Contención familiar gratuita ante problemas de Convivencia

Contención familiar gratuita ante problemas de Convivencia
Para poder afrontar los problemas más frencuentes en los hogares, profesionales de la Dirección de Desarrollo Familiar, Gobierno de la Ciudad, brindan contención familiar a través de su línea de Atención Gratuita para asesoramiento y apoyo a quienes necesiten ayuda en cuestiones relacionadas a malestares surgidos de la convivencia durante el contexto de pandemia. Está disponible en Boti, mediante WhatsApp y la página web de GCBA, de 8 a 21. Todos los detalles sobre cómo comunicarte en esta nota. #ContenciónFamiliar 

 

El Gobierno de la Ciudad, a través de la Subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural y la Secretaría de Innovación y Transformación Digital, continúa con su línea de Atención Gratuita para asesoramiento y contención familiar. Dado que el aislamiento social puede afectar las emociones y relaciones interpersonales la Ciudad lanzó una línea de atención y contención psicológica totalmente gratuita para quienes necesiten ayuda.

Esta línea está disponible de lunes a viernes de 8 a 21 horas, a través del chatbot porteño BOTI (disponible en WhatsApp y en el sitio web de GCBA), donde un equipo de psicólogas/os y orientadores familiares se encarga de contener y asesorar a las familias sobre malestares surgidos a causa del distanciamiento social.

Alejandra Alarcón, psicóloga de la Dirección General de Desarrollo Familiar, cuenta que «el 80 por ciento de los llamados son de mujeres. Nuestra función es de contención, dee escuchar y ayudar a quienes nos llaman«.

Es importante que quienes necesiten este tipo de ayuda manden un mensaje al Chat de la Ciudad (11-5050-0147 en Whatsapp) para que puedan recibir contención y asesoramiento.

Las principales consultas surgen a partir de problemas de comunicación, conflictos de pareja, ansiedad debido al aislamiento y temor a infectarse.

En la Ciudad hay 465.661 hogares de familias con hijos según datos del Observatorio de Familias y con esta medida se busca ampliar las medidas que integran el programa de bienestar integral que viene desarrollando el gobierno porteño desde el inicio del aislamiento social.

Los temas en los que se ofrece ayuda son:

  1. Estrés y tensión en los vínculos por el encierro.
  2. Dificultad en el diálogo y la tolerancia en lo cotidiano.
  3. Desorden en las rutinas familiares.
  4. Malestar debido a una mala distribución en las responsabilidades familiares.

Al mismo tiempo, durante la cuarentena, se duplicaron las conversaciones en Boti (WhatsApp o sitio web del GCBA). respecto a los primeros dos meses del año.

La línea comenzó a funcionar el 15 de junio y atendió a más de 300 familias. Se detectó a la ansiedad y al estrés como los sentimientos más recurrentes que motivaron la búsqueda de ayuda y en el 80% la causa de los inconvenientes hogareños radica en las corresponsabilidades. La distribución de tareas hogareñas, incluyendo el cuidado de niños, niñas y adolescentes, repercute en la comunicación con hijos e hijas y genera problemas de pareja.

El 80% de las consultas corresponden a mujeres jefas de hogar y las personas que más se contactan pertenecen al núcleo familiar primario (madre-hija/o-padre). Un 11% del total son vecinas y vecinos migrantes y el 15% de las conversaciones buscando ayuda provinieron de la provincia de Buenos Aires.

En cuanto a los sentimientos que expresaron los vecinos y vecinas, ansiedad/estrés general es el más frecuente (23%) y luego siguen problemas de pareja (18%), problemas en la comunicación con los hijos e hijas (17%) y ansiedad por aislamiento (13%).

Algunas recomendaciones que suelen trabajar los especialistas con quienes se contactan son:

  • Mantener las rutinas similares, previo a la cuarentena.
  • Promover encuentros mediante redes sociales, llamadas telefónicas, mensajes con familiares y amigos para evitar el aislamiento emocional y afectivo.
  • Aceptar los estados emocionales y bajar las exigencias propias y con los demás miembros de la familia que también están pasando por lo mismo; generar comunicación y diálogo, ser tolerante ante la espera y el tiempo.
  • No es conveniente llenarse de actividades cuando estas se convierten en sinónimo de ser productivo. Hay que permitirse y permitir estar aburrido/a o desganado/a sin hacer nada.
  • No sobreexponerse a noticias, evitándolas durante las primeras horas del día y antes de dormir.
  • En lo posible hacer ejercicios físicos y seguir una buena alimentación.
  • Con respecto a los niños, niñas y adolescentes es importante no negar la realidad y hacer de cuenta que no pasa nada, sino que hay que entablar un diálogo generando información honesta y clara sobre lo que causa el virus, con un lenguaje apropiado y adecuado a la edad sin dramatizar.
  • No asustarse ante los enojos, los desbordes y las crisis de angustias. Si habita en espacios reducidos es importante respetar los espacios de juego que promueven emociones positivas; tener presente que respetar la cuarentena ya es un esfuerzo en sí mismo.
  • Tratar de escuchar y contener, para permitir que los sentimientos sean expresados. Aceptar que no tenemos todas las respuestas. Aceptar que en este año escolar se darán los contenidos que se puedan y se aprenderá lo que sea posible.
  • Buscar ayuda con un profesional de la salud mental siempre que esté nervioso, triste o ansioso, y que estas emociones alteren la rutina diaria en la que se encuentra.

Detectamos una necesidad concreta y trabajamos en el desarrollo de un dispositivo de atención que nos permite como Estado, acercarnos a las familias que necesitan orientación y contención frente al desafío que genera el aislamiento social” contó Pamela Malewicz, Subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, y explicó que “su implementación no requiere presupuesto porque es desarrollado por el experimentado equipo de profesionales que viene trabajando hace años en esta temática”.

La cuarentena generó un cambio de hábitos en casa que ponen a prueba la convivencia familiar. Atentos a esto, desde la Ciudad brindamos apoyo y asistencia a las familias a través de Whatsapp, entendiendo que pueden estar transitando por una situación difícil debido al encierro. Una vez más, la tecnología nos permite estar cada vez más cerca de los porteños”, indicó Fernando Benegas, Secretario de Innovación y Transformación Digital.

¿Cómo funciona?

Agendando el número 11-5050-0147 o ingresando desde cualquier celular a enlace. Luego de iniciado el chat, se debe realizar la consulta por Contención Familiar y Boti desplegará una serie de opciones para indicar el motivo de la solicitud:

  • si se trata de una situación de violencia;
  • de la pérdida de un familiar;
  • por temas de comunicación familiar;
  • deterioro de vínculos;
  • o soledad y angustia.

De esta manera, se confirmará si la persona requiere la orientación de un profesional o debe ser derivado a otras líneas de atención como el 144 en casos de violencia de género, por ejemplo.

En el caso de confirmarse el servicio de atención para la contención familiar, Boti hará una serie de preguntas para conocer más sobre su familia y una vez contestadas se contactará con el profesional especializado en la misma conversación del chat. Si la vecina o el vecino lo requiere o el profesional entienda que la situación lo amerita, la consulta se podrá continuar telefónicamente.

El acceso “Contención Familiar”

WHATSAPP:

  • La persona interesada puede escribir al chat de la Ciudad (1150500147) y seleccionar la opción correspondiente para obtener contención.

  • Otra opción es que el usuario escriba palabras claves referidas a la contención/asesoramiento familiar, para iniciar la conversación con el Bot como problemas familiares o contención familiar.

WEB GCBA:

  • BOTI está disponible en todas las páginas del sitio web de la Ciudad y el detalle del programa está disponible en la web oficial: https://www.buenosaires.gob.ar/coronavirus/bienestar.

INSTAGRAM:

  • Usar #ContencionFamiliar en Instagram. El hashtag tendrá asociado un call to action, que al deslizar para arriba inicia una conversación directamente con Boti sobre contención familiar.

¿Quiénes brindan el servicio?

Esta propuesta no requiere presupuesto adicional, ya que fue generada por el equipo de la Dirección General de Desarrollo Familiar, que trabajaba en programas como “Familias en Red”, “Familias en el Deporte”, “Espacio Familia” y “Observatorio de Familias” donde intervenían en diferentes contextos como ser eventos deportivos y masivos, las comunas o las escuelas por ejemplo.

En este nuevo escenario los espacios de contención se tornan claves y el equipo de profesionales, encabezado por la psicóloga Marcela Casabella, Directora de General de Desarrollo Familiar adaptó esa propuesta para atender a distancia casos de convivencia, crianza y todo lo referido a la dinámica familiar en el aislamiento.

Con esta línea, la ciudad aumenta sus servicios de atención junto a los de violencia de género (144 o a través del WhatsApp), emergencias (911) y casos de depresión, estrés y cuestiones de salud mental a trasvés de la línea Salud Mental Responde; o la Línea 102 para asesoramiento sobre los derechos de los chicos y chicas de la Ciudad.

(Visited 17 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.