Cementerio de La Recoleta

186
Dimos un paseo por el cementerio de La Recoleta y sacamos unas fotos . Te contamos , en esta nota, sobre algunas de las historias de las que nos enteramos: Juan Facundo Quiroga, Rufina Cambaceres, Liliana Crociati de Szasza, Luis Angel Firpo. Crédito por las fotos: Carolina Arnedo
 
Su origen se remonta al siglo XVIII, momento en el que los frailes de la orden de los Recoletos Descalzos se establecen en la zona erigiendo una iglesia y un monasterio.
 
Al disolverse la orden, en el año 1820, los terrenos fueron expropiados y en esos terrenos se estableció el primer cementerio público de la ciudad, que ocupa más de 50.000 my alberga más de 4.800 bóveda y fue inaugurado en 1822, bajo la presidencia de Bernardino Rivadavia. 
 
Al recorrerlo, a través de sus avenidas y pasajes, encontramos mausoleos con distintos materiales y estilos arquitectónicos: mármol, bronce, templos griegos, pirámides egipcias, cenotafios y también algunos de estilo art nouveau.
 
Personajes reconocidos moran en el lugar, entre tantos otros: Eva Perón (Evita), Carlos Pellegrini, Nicolás Avellaneda, Bartolomé Mitre, Juan Facundo Quiroga, Domingo Faustino Sarmiento, Luis Ángel Firpo.
 
A continuación, te contamos sobre algunos de ellos.

Juan Facundo Quiroga

Un informe de la Comisión Nacional de Energía Atómica, en agosto/2004, certificó, por medio de un georradar, la existencia de una cavidad o pared hueca dentro bóveda de la familia Demarchi. El arqueólogo Daniel Schavelzon realizó un orificio de 20 por 40 cm en la pared y encontró detrás el féretro de bronce, parado, de Quiroga. Junto al ataúd verdoso, por la aleación del cobre que posee el bronce, también se hallaron dos cruces de hierro. «Mi tatarabuelo suizo, Antonio Demarchi -casado con Mercedes Quiroga, la hija de Facundo-, en una maniobra de mucha celeridad decidió esconder su cadáver para preservarlo de los enemigos de Rosas», cuenta a LA NACION, desde Uruguay, Luis Demarchi, sexta generación de los descendientes de Quiroga. «En 1877 se lo escondió detrás de una pared que mandó a construir y la única forma en que cabía el féretro era de manera vertical», añade.

Rufina Cambaceres

Rufina, hija del escritor Eugenio Cambaceres, rico, bon vivant, ácido crítico de la alta sociedad en sus novelas «Popurrí» y «En la sangre» –fines de 1800–, y repudiado por su casamiento con la bailarina italiana Luisa Baccichi (le decían «la Bachicha»), murió cuando su hija tenía apenas 14 años… Luisa, la viuda, no tardó en ser amante de Hipólito Yrigoyen, futuro presidente. Y el 31 de mayo de 1902, día en que Rufina cumplió 19 años, antes de terminar el festejo en la mansión de la calle Montes de Oca y partir hacia su palco en el Colón, oyó un agudo grito… Una de las mucamas la encontró en el suelo, rígida y fría. El médico sentenció «síncope cardíaco», y al otro día la enterraron en la Recoleta.Unos días después, su ataúd apareció abierto y con la tapa rota. «Un robo», dijo la policía. Pero las joyas con que fue sepultada estaban intactas… Desde entonces, Luisa vivió torturada por la convicción de que Rufina había sufrido un ataque de catalepsia… ¡y que la enterraron viva!En su fantasía, imaginó que ella despertó en el ataúd, logró salir, gritó pero nadie la oyó, no pudo abrir la reja de la bóveda, y la desesperación le paralizó el corazón. Esta vez, para siempre.Por eso su estatua, de refinado Art Nouveau, tiene su mano derecha sobre el picaporte, como tratando de abrir la puerta de la bóveda.Según los otros fantasmas, los que rondan cada noche, Rufina murió realmente la primera vez… cuando una amiga le contó la fatal verdad: «Tu novio, Hipólito, ¡es también el amante de tu madre!». Yrigoyen, claro. Que pasó a la historia como el único presidente argentino soltero… (fuente Infobae).

Liliana Crociati de Szaszak

La estatua de Liliana se encuentra fuera de la tumba, una estatua de bronce teñido de color verde azulado con el vestido de novia con la mano derecha apoyada sobre la cabeza de Sabu. Fue la hija de un pintor y poeta italiano, Liliana murió durante su Luna de mIel en los Alpes austriacos en 1970, cuando una avalancha enterró el hotel en que ella estaba con su esposo. El mausoleo fue diseñado por su madre angustiada, hecha totalmente de madera y vidrio con ventanas. (fuente www.absolutviajes.com)

Luis Angel Firpo

Fue un reconocido boxeador, uno de los favoritos en el mundo del boxeo argentino, que perdió el título mundial en una pelea contra Jack Dempsey en 1929, pese a que el ganador cayera fuera del ring al impactarle una de sus demoledoras trompadas. Su tumba, un mausoleo de mármol negro moderno, situado contra la pared del fondo del cementerio, fue encargada por su esposa a Luis Perlotti, quién lo representó con su bata como si estuviera enfrentando a la muerte en su último round.
 
 

(Visited 3 times, 1 visits today)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.