Basílica de Nuestra Señora de los Buenos Aires en el barrio de Caballito

0
18

Basílica de Nuestra Señora de los Buenos Aires en el barrio de CaballitoEs uno de los templos más hermosos de nuestra ciudad, ubicado en Av. Gaona 1930, con torres que alcanzan los 75 mts. de altura, obra del Arquitecto Presbítero Ernesto Vespignani, reconocido sacerdote salesiano, autor además de la Basílica de María Auxiliadora, quien adoptó los planos del Ingeniero Conde Carlos Copi para la iglesia del Sagrado Corazón de Maria de la ciudad de Turín. A la muerte de Vespígnani, lo sucedió el padre Francisco Martínez, también salesiano. Los primitivos constructores Murnie y Costa fueron reemplazados por Pini y Costa.

Es de estilo neogótico o lombardo del norte de Italia. Un rosetón pentagonal se exhibe sobre la fachada y, a ambos lados, están las bases de las 2 torres campanarios, de planta cuadrangular colocadas diametralmente a los ejes del edificio envuelven el majestuoso atrio con 2 puertas centrales.

 En la ochava de Gaona y Espinosa se puede ver una imagen de la Virgen María. Por encima de las puertas de entrada podemos veer imágenes de santos y personajes célebres de la Orden de la Merced, a la que pertenece el templo: San Raimundo de Peñafort, el obispo Berenguer de Palou, San Pedro Nolasco y el rey Jaime I de Aragón. En otra puerta se ve a Cristóbal Colón (en la foto, arriba) y a Juan de Garay (abajo); también están Pedro de Mendoza y Juan Díaz de Solís. Su advocación está ligada a los comienzos de la colonización y de la evangelización de nuestra tierra, y al origen de la ciudad que es su capital. Un hermoso ángel se ubica en el “parteluz” de la puerta principal del templo.

Previamente hubo, en el mismo lugar, otros tres templos:

1) Un modesto oratorio dedicado por los padres cordobeses Osan y Torres a San Pedro Nolasco, fundador de los mercedarios y bendecido por Monseñor Federico Ameiros el 17 de noviembre de 1893. El 10 de marzo de 1894, en la esquina de la calle Gauna, hoy Gaona, y otra calle proyectada, hoy Espinosa, justamente Monseñor Antonio Espinosa bendijo la piedra fundamental de una capilla que se inauguro el 10 de agosto del mismo año 1894 y en la que en 1895 se celebró por primera vez en Buenos Aires a Nuestra Señora de Bonaria.
2) El 21 de septiembre de 1897 se pasó a otra capilla construida por Nicolás González y bendecida por Monseñor Espinosa.

3) Finalmente, el 3 de diciembre de 1911 se bendice la piedra fundamental de este templo que se inaugura 21 años después, el 3 de diciembre de 1932. 

Fuentes: http://laescaladejacob.blogspot.com.ar / http://argentinaparamirar.com.ar