Artistas locales intervendrán toda la Línea B

El Plan de Gestión Patrimonial y Cultural avanza con las intervenciones de artistas que renuevan la estética de todas las estaciones y transforman la experiencia de viaje. Las estaciones de la Línea B del recorrido entre Alem y Federico Lacroze tendrán una nueva identidad a partir del trabajo de artistas visuales en andenes y pasillos. La Línea B se está renovando con las intervenciones de artistas prestigiosos, para que los más de 450 mil usuarios que la transitan diariamente puedan disfrutar de obras originales.

Subterráneos de Buenos Aires, a través de su Plan de Gestión cultural y Patrimonial continua trabajando en la mejora de estaciones y para ello convocó a numerosos artistas de diversa trayectoria para desarrollar la ornamentación artística integral de la Línea B.

La iniciativa busca generar un cambio sustancial a nivel estético y ambiental a través de la puesta en valor y el emplazamiento de murales, obras originales y restauración de objetos patrimoniales en las estaciones de la red. Estas acciones contribuyen a mejorar la experiencia de viaje y a acercar distintas expresiones culturales a los  usuarios que día a día utilizan esta línea.

Ya finalizó la primera intervención a cargo del artista Federico Bacher en la estación Dorrego, donde un «bosque subterráneo» se desplaza sobre paredes y bajadas de escalera creando un ambiente otoñal con árboles y fauna silvestre. La obra se reproduce sobre objetos, señales, columnas y carteles de la estación. 

Federico Bacher tiene 40 años y estudió Bellas Artes en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón. En 1998 obtuvo el título de Profesor Nacional de Escultura y ha participado de exposiciones individuales y colectivas a nivel local e internacional. Desde el año 2004 realiza intervenciones artísticas en el espacio público con esculturas y pintura de mobiliario urbano.

En la estación Uruguay, el artista Claudio Baldrich intervino 8 asientos en andenes y trabajó sobre vestíbulos y bajadas de escalera. En el pasillo de conexión sobre Av. Corrientes hacia Talcahuano, realizó un mural in situ en ambas paredes de 45 metros de lado con diseños originales de sus coloridos personajes y paisajes urbanos en movimiento.

La temática reproduce sendas y canteros con personajes caminando, en bicicletas, en rollers, en parejas y solos, algunos sentados y otros parados, mirando. Se buscó mejorar la estética de este espacio de circulación con la idea de que estos personajes simulen el movimiento que transcurre en la superficie.

Claudio Baldrich se dedica a la actividad artística desde el 2008 y ha realizado exposiciones en países como Uruguay, Bélgica, Marruecos y Brasil.

En recorrido entre Federico Lacroze y L. N. Alem, se está desarrollando una propuesta «visual art» a cargo del Colectivo Dadá, que consiste en aprovechar la línea de columnas para crear una obra colorida y lúdica.

La intervención tendrá un gran impacto desde el interior de las formaciones en movimiento, originándose una pieza interactiva a través del efecto visual de las columnas pintadas en degradé.

Los objetivos que se fijaron con esta ornamentación fueron la recuperación de las columnas a través de su transformación en una obra artística y la integración de las estaciones con la ayuda del color, ya que estarán conectadas visualmente y le otorgarán su propia identidad a la Línea B. 

El Colectivo Dadá de artistas emergentes está encabezado por el muralista urbano Martín Ron e integrado por jóvenes representantes del street art. 

Por su parte, en la estación cabecera L. N. Alem, ya se inició la intervención en bajada de escaleras a cargo del artista Ignacio De Lucca. Su trabajo se basa en una serie anterior llamada «arborescencias» y se fundamenta en el concepto de «rizoma», creado por Gilles Deleuze. 

Asimismo, en la estación Carlos Gardel, el artista Marino Santa María emplazará cuatro murales en técnica de trencadís en homenaje al tango.

Para la mejora estética del resto de las estaciones se está trabajando propuestas de artistas convocados por SBASE relacionadas al muralismo urbano, el arte contemporáneo y diseños especialmente pensados para el público usuario del subte.

El primer artista en intervenir la línea fue Federico Bacher con su Bosque Subterráneo en la Estación Dorrego. Actualmente, Ignacio De Lucca, el Colectivo Dadá y Claudio Baldrich se encuentran trabajando en las estaciones Leandro N. Alem, Ángel Gallardo y Uruguay.
El juego de tonalidades del Colectivo Dadá
El street art del Colectivo Dadá -en el que se encuentra Martín Ron- que conecta cromáticamente las estaciones Uruguay, Pasteur y Pueyrredón, ya puede ser disfrutado por los pasajeros. Actualmente, el equipo de trabajo se encuentra pintando las columnas de la estación Ángel Gallardo.
La puesta en valor aprovecha la hilera de columnas y las convierte en una obra lúdica y colorida que renueva las estaciones del recorrido entre Leandro N. Alem y Federico Lacroze.
El trabajo se aprecia mucho mejor desde el interior de las formaciones donde el movimiento produce un efecto visual cuando los vagones llegan o salen de las estaciones. Para lograr esto, cada columna se pintó de un tono similar al anterior, en forma de degrade, generando un pasaje de tonalidad.
La Av. Corrientes según Baldrich
Asimismo, los usuarios que recorran el pasillo de conexión entre la Av. Corrientes y Talcahuano de la Estación Uruguay, también pueden disfrutar de colores y formas, gracias al mural que pintó Claudio Baldrich junto a sus colaboradores.
La intervención recrea el ritmo de lo que transcurre en la superficie de la transitada calle Corrientes. Para lograr ese efecto, Baldrich utilizó su trazo ondulante y plasmó un paisaje urbano en el que sus personajes parecen estar en movimiento constante.
La obra abarca dos paredes de más de 45 metros y repite el estilo expresionista con vetas surrealistas y reminiscencias a la Generación Beat con el que el autor ornamentó doce espacios.
La selva abstracta de De Lucca
En la estación cabecera Leandro N. Alem, Ignacio De Lucca comenzó la puesta en valor de las bajadas de las escaleras. La intervención se basa en una serie anterior llamada «arborescencias» en las que el autor trabajo con su especialidad: las acuarelas.
La obra se fundamenta en el concepto filosófico de «rizoma», creado por Gilles Deleuze, que describe un modelo social que crece y se reproduce como ramas o bulbos y cuyo concepto deriva de la botánica.
Como sucede en muchos de sus trabajos, los pasajeros que desciendan al andén central de la estación se encontrarán con un paisaje selvático, abstracto y colorido, inspirado en la provincia de Misiones -tierra natal del artista-.
La iniciativa alcanzará la ornamentación de 13 estaciones en las que se sumarán los artistas Federico Minuchín, Nazza, Marino Santa María y Ciotti.

(Visited 19 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.