Ana Pozzolo: Nací en Montiel 5042 y crecí en V. Lugano mi barrio tan querido

19

Queridos vecinos de Lugano:

Encontré ésta página que me encantó y decidí contarles un poco algunos recuerdos para compartir con todos Uds. 

… Sabías que nací en Montiel 5042 y crecí en V. Lugano mi barrio tan querido…?

Recuerdo que mi mamá, Rosita, me contaba que cuando era ella muy joven, junto con una amiga, los domingos se ponían su mejor ropa e iban caminando hasta la estación para ver llegar los trenes, colmados de pasajeros, que viajaban gratis hasta cierta hora para presenciar los remates de tierras, éstas se compraban a largo plazo con solo una seña y a los pocos días tomaban posesión. El trabajo para construir sus casas era arduo, pues existían muchos desniveles, pozos, yuyales.

En el año 1950 yo tenía 11 años y alquilábamos bicicletas por hora en Strandford y Piedrabuena, en la esquina de Don Celaya.

En el Club El Ideal, por la tarde alquilaban patines a los menores y por la noche a los mayores, era muy divertido ver caerse o chocarse entre sí´a los padres.

En Noviembre de 1959 el Club Yupanqui tuvo un equipo de Básquet de cadetes que llegó a 1º división, para satisfacción de su gran hinchada y orgullo de Lugano, su técnico Sr. Poletti, delegados Motta y Lirio. los jugadores: D´Lorenzo, Mazza, Mirábile, Flores, Garbarino, D´Feliche, Carita, Vercello, Millan y Burgos.

Sabías que los 25 de Mayo, la cita obligada de los colegios, Iglesias, Clubes y otras instituciones de la zona, convocados por comisiones barriales, junto con la comisaría 48º, se reunían en el mástil de la bandera en Av. Riestra. Casi todos, eran representados por carrozas adornadas con símbolos patrios.

Gauchos, granaderos, alguna hermosa niña con gorro frigio representando a la Libertad, y otros ornamentos. Todo esto acompañado por: deportistas con sus equipos, escolares con sus delantales blancos y banderitas. Algún funcionario decía palabras alusivas, luego se cantaba el Himno y canciones patrias que con mucho orgullo y emoción se cantaban, así, los recuerdo yo…

Ésa era la gente de Lugano, trabajadora y sensible a todo lo nuestro…

Gracias Barrio querido por ser como fuiste, te amo tanto que nunca quisiera irme.

Mi mail [email protected]