Ana Pozzolo: Homenaje por los 100 años de Villa Lugano

21

Yo humildemente, quiero expresar la emoción que siento, al cumplir Lugano estos primeros 100 años, los cuales se llevan encerrados, tantos recuerdos hermosos y otros no tanto, de mi vida y la de tanta gente querida.

Quisiera hacer un homenaje a todos aquellos laburantes de estas tierras, sin diferencia ninguna de clase social, vecinos primitivos del barrio Piedrabuena y de Lugano en general, barrio al cual aprendimos a amar y del que no quisiéramos irnos nunca. Porque entre todos formaron la historia barrial, con la mezcla de estilos de las corrientes migratorias que hacían jugosas las anécdotas de la cuadra, o con la humildad con que se ayudaban unos a otros con mate de por medio, o las peleas por la pelota que rompía la planta de algún vecino. También el ir a escuchar la novela de la tarde a lo de la vecina que tenía radio o quizá llorar la perdida de algún viejito que se fue para siempre. 

Mi mente no olvida tampoco a nadie de mi gran familia, que también siendo primitivos de Lugano vivieron muy humildemente, pero trabajando en lo que sea para progresar…

De todo lo pasado, lo bueno y lo malo, las generaciones que seguimos tenemos que ir rescatando lo mejor. Para no equivocarnos dos veces e ir mejorando como personas y ser más sensibles con nuestros pares.

Ana Pozzolo –  ama de casa y luganense