Alejandro Binda Fernández: Magariños Cervantes 1641

15

La paternal. Mi infancia. Recuerdos. Magariños Cervantes 1641, ahí vivía yo, en frente  el garaje donde guardaban el coche mis viejos, al lado del edificio una fabrica de muebles de madera, y al lado de ésta, una casa sin habitar, en cuyos ventanales solíamos jugar a vender revistas usadas.  Debajo del edificio, una tienda de ropa deportiva, follow the sun me parece que se llamaba; el colegio Claret, a dos cuadras y media. Los amigos del barrio, Daniel y Paula Álvarez, Soledad y Guadalupe hermanas, que bonita que era Soledad, seguirá siéndolo; Peta, un chico alto me parece que era, Sebastián también estaba, y Romina, que vivía en mi edificio, y una chica pelirroja pero que no vivía en esa cuadra, si mal no recuerdo, vivía más cerca de Juan B. Justo, por donde pasaba el 42. Todos con bicicleta dando vueltas a la manzana; en la esquina con Donato Álvarez una librería, al lado la heladería, y cruzando Donato el mercado.
Recuerdo que una vecina del edificio donde vivía, nos tiraba baldes de agua, en los mejores casos, porque hacíamos mucho ruido; ahora he perdido la cuenta de las pelotas que nos habrá pinchado el 162, y el ring raje era todo un desafío por solventar.
Y había otra chica que vivía en Donato y Magariños, en frente de la parada del 162, más grande que yo, en un edificio al lado de la almacén, que sus padres tenían un Falcon, que guardaban también en el garaje; mis viejos tenían un Fiat 125 celeste.
Épocas maravillosas, el barrio, el Claret, y Ferro. 
Si alguno de los antes nombrados leen estas simples líneas cargadas de emociones y recuerdo, pues, ponerse en contacto si les apetece.
Hace ya 7 años estoy viviendo en España, soy cámara y realizador de televisión, me casé y tengo una nena de 5 años. Un saludo cargado de recuerdos.

Alejandro Binda Fernández
P.D: En el Facebook me encontrarán.