Acercate a la parroquia San Expedito y ayudá a los que menos tienen

Organizado por «¿Me regalás una hora», se convoca a que los vecinos se acerquen el día sábado 29 a las 14, para dar una mano en la parroquia San Expedito, ubicada en Bartolomé Mitre y Azcuénada, colaborando con los que menos tienen en el comedor, participando en la clasificación de ropa y con la atención médica.

El 23 de febrero hicimos una nota al Dr. Mariano Masciocchi, un médico solidario quien encabeza el proyecto «¿Me regalás una hora», que propone que cada uno de nosotros, en su lugar de residencia, done su tiempo para colaborar con los otros. 

En este momento está realizando una convocatoria concreta que apunta a encontrar colaboradores para la parroquia San Expedito, ubicada en el barrio de Balvanera en Bartolomé Mitre 2411 (esquina Azcuénaga).

Se necesita gente que ayude en el comedor, también para clasificar la ropa recibida por donaciones y además para ayudar con la atención médica.

Convocatoria en facebook:

Parroquia San Expedito

«Sobre la calle Bartolomé Mitre 2411 esquina Azcuenaga, en el Barrio de Balvanera que, precisamente, la Parroquia le dio su nombre; la edificación de la citada cuadra se complementa con el Colegio religioso San José. Desde hace unos años, este Templo, congrega miles de fieles porque en él se halla la imagen de SAN EXPEDITO.

En el año 1797, Antonio González Varela, conocido como «Miserere», donó los terrenos para la construcción de un hospicio y un oratorio que fue dedicado a Nuestra Señora de Balvanera. Recién en 1833 se construyó el Templo, siendo bendecido e inaugurado, con la presencia de Juan Manuel de Rosas, en 1842, aunque la construcción concluyó en 1865 y modificado en 1930.

Su fachada, presenta un estilo barroco, con dos torres simétricas laterales. Complementado por un frontispicio de tres arcos de estilo romano con columnas corintias.
La Virgen de Valvanera (con v corta), proviene de la región española de La Rioja y su devoción llegó al Río de la Plata a fines del siglo XVIII. Sus fiestas patronales se celebran el primer domingo de Octubre.

Su interior, de cruz latina, tiene tres naves con cúpula sobre el crucero y culmina en un presbiterio recto. Iluminada naturalmente por óculos ubicados en los techos de las naves laterales, mientras que variados vitraux lucen en la nave principal. Sobre los laterales, se hallan varios Altares de mármol de carrara, en  uno de ellos, sobre el lateral derecho, encontramos el de SAN EXPEDITO. En el altar principal, en un pequeño templete, la imagen sentada de María Santísima de Balvanera.

En 1998 la Iglesia y las dependencias del Colegio, fueron declaradas Monumento Histórico Nacional. Su techo, de forma de bóveda de cañón, está profusamente decorado con diversas pinturas. 

Pero también convoca muchísimos fieles todos los 19 de cada mes y especialmente el 19 de Abril, todos ellos devotos de San Expedito, Patrono de las causas justas y urgentes y también Protector de los jóvenes, de los estudiantes, de los enfermos y mediador en los juicios, en los problemas de familia, laborales y de negocios. 

San Expedito era el comandante de una legión de soldados romanos. Cierto día la gracia de Dios tocó su corazón y se convirtió al cristianismo. Según dicen, en el momento de la conversión un cuervo ?simbolizando al espíritu del mal- trató de convencerlo de que dejara esa decisión para mañana. Pero, San Expedito reaccionó enérgicamente, aplastó al cuervo y dijo repetidas veces «no dejaré nada para mañana, a partir de hoy seré cristiano».

¿Me regalás una hora? 

«No esta tan importante
cuántas horas dio,
sino qué le dio a las horas».

A – HORA

«Una hora para alguien que te necesita, una hora para leer a un niño, para rezar con un abuela, para darle la mano a una persona que se siente enferma, para atender a un paciente, para darle de comer a un discapacitado, para cocinar, para enseñar, para organizar donaciones, para clasificar medicamentos, para lo que creas que podés ser útil o para lo que no lo seas pero que tu sola presencia haga la diferencia.

Siempre pensé en hacer algo así y nunca me atreví a proponértelo. Ojalá seas más inteligente que yo y no esperes 37 años para darte cuenta de lo útil que sos, de lo valioso que es para el otro tu calidez, tu mirada, tu sonrisa, tu abrazo… 

Desde chico pensé en ser médico, en aprender a ayudar, a aliviar males mayores, ya que como decía mi padre: «la medicina no cura nada» y así lo incorporé. 
Hace mucho tiempo que pienso en que más allá de mi conocimiento, lo mejor que he podido darle a aquel que está enfermo ha sido mi compañía, escuchar sus historias, sus cuentos, sus anécdotas increíbles y ofrecer a cambio una canción. La música siempre me ayudó a conectarme con el otro, a distraerlo de su dolor, de su realidad. La música me brindó una de las últimas sonrisas de mi viejo y no hay día que no agradezca ese momento. 

No esperes a ser hijo de padres separados o adoptado, a no tener a alguno de tus padres cerca, no conocer a tus hermanos, perder un hijo, la salud o fracasar en el amor. No esperes tener más dolor que el que está a tu lado, estar enfermo, perder a un padre, tu trabajo o un amigo. 

Date cuenta que lo que sos es muy valioso para otros, para quienes no tienen nada, para quienes no esperan tu ayuda porque ya has pasado mil veces a su lado? y no te detuviste.

Hoy es un gran día, para vos y para mi, hoy es el día en que harás algo más con tu tiempo, hoy es el día de decidir finalmente que una hora no es tanto en tu vida. 

Que en una hora podés hacer más de lo que jamás imaginaste, podés hacer sentir realmente a otro ser humano lo importante que es, por lo que es, no por lo que esperás que sea. 

Hoy no es un día para juzgar ni ser juzgado, no es un día para redimir tus ofensas sino para decir finalmente «quiero cambiar algo». Quizá porque ese algo tan minúsculo para vos sea finalmente el mejor regalo que le podés haber hecho a otra persona.

Ahora es hoy, no esperes más. Ayudame a ser mejor, a no dejar que esto pase, a creer…

Hoy te necesito yo, más de lo que vos pensás. Hoy solo te pido una hora.

Gracias por leer esto y ojalá logre en vos lo que ha logrado en mi.
Un fuerte abrazo, de alguien que te espera.

PD: ¿Me regalás una hora?«

(Visited 692 times, 1 visits today)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.