Cristina Suárez – A 100 años de la inauguración del Congreso de la Nación

15

El primer Congreso Nacional comenzó a funcionar en Paraná, capital de la Confederación Argentina en el año 1854 y permaneció en este lugar hasta 1861, cuando las tropas al mando de Mitre vencieron a las tropas de Urquiza en la “ Batalla de Pavón”.

El cuerpo se trasladó a Buenos aires y se instaló en la Legislatura (Perú 272), este edificio situado en la Manzana de las Luces, fue asiento del Congreso de 1824 que sancionó la Constitución propuesta por Bernardino Rivadavia en 1826.

Luego se trasladó a Balcarce y la calle Victoria ( hoy Hipólito Irigoyen) en diagonal a la Casa Rosada y permaneció allí hasta la inauguración de su sede definitiva el 12de mayo de 1906, día en que se llevó a cabo el acto inaugural en el barrio porteño de Balvanera.

A una escultora argentina LOLA MORA, nacida en la actual provincia de Salta, que al momento de su nacimiento correspondía al Obispado de Tucumán ( año 1836), se le encargó la construcción de dos grupos escultóricos; por un lado La Libertad- El Comercio y dos leones y por el otro La Paz- La Justicia y una figura masculina.

Dichas esculturas se encontraban al frente del Congreso Nacional el día de su inauguración, pero la sociedad de la época estaba muy lejos de entender los valores estéticos que la escultora le daba a sus obras y las mismas fueron criticadas duramente, sin miramientos y en forma despectiva; en el año 1915, fueron retiradas del frente del Congreso Nacional de Buenos Aires y fueron donadas a la provincia de Jujuy.

La misma escultora supervisó en 1927 la distribución de esas esculturas en distintos lugares de la provincia de Jujuy. El mismo Congreso que la desterró en el año 1936 cuando la escultora se hallaba enferma y pobre le otorga una pensión de 300 pesos.

Los muros del Congreso son testigos de la lucha que tuvo que llevar a cabo la mujer para ocupar un lugar merecido en la sociedad y en el Parlamento. El día del acto inaugural del edificio del Congreso, fue notable y muy comentada la presencia femenina a esa ceremonia, porque no era usual que las damas concurran al Parlamento.

La Señora Eva Duarte de Perón logra, en 1947, sancionar en el Congreso el derecho al sufragio para las mujeres, otra mujer que defendió este derecho fue la Dra. Alicia Moreau de Justo, que logró ocupar un papel impensable para la mujer en los años 1900, logrando recibirse de médica, militando en el socialismo, fundando agrupaciones de bien común, defendiendo la democracia, la participación de la mujer y su emancipación política y civil, la educación pública y los derechos humanos y laborales de los asalariados hasta su muerte a los 101 años.

Información sacada de la biografía de Lola Mora (enciclopedia ENCARTA)
Biografía de Alicia Moreau de Justo (Mendoza.edu.ar)
La página digital senado.gov.ar/aniversario

 

Cristina Suárez email