Informe de la Defensoría sobre los CeSAC de la Ciudad en el contexto de la pandemia de COVID-19

Informe de la Defensoría sobre los CeSAC de la Ciudad en el contexto de la pandemia de COVID-19
La Defensoría del Pueblo se contactó con los Centros de Salud y Acción Comunitaria porteños (CeSaC) para conocer cómo se ven afectados los derechos de las personas que allí se atienden y los de los trabajadores que allí se desempeñan, en el marco de la pandemia del coronavirus que afecta al mundo entero. #CeSaC #DefensoriadelPueblo #Coronavirus #COVID-19


Personal de la Coordinación Operativa de Salud y de la Conducción Ejecutiva de Derechos Sociales de la Defensoría del Pueblo se contactó telefónicamente con los directivos de cada Centro de Salud y Acción Comunitaria para conocer las particularidades de su situación, en el marco de la emergencia sanitaria decretada para frenar la pandemia del Coronavirus.

Sus efectos y el establecimiento de protocolos operativos alteraron profundamente el funcionamiento del sistema de salud de la Ciudad. Dado que se trata de una situación sin precedentes, es interés de la Defensoría del Pueblo conocer el impacto que la situación actual pueda tener en cuanto a la afectación de los derechos de la población y las condiciones de trabajo de los profesionales.

Por eso, se realizó un relevamiento telefónico de los Centros de Salud y Acción Comunitaria dependientes del Ministerio de Salud del GCBA, para tomar conocimiento de la situación en cuanto a las modalidades de funcionamiento, las condiciones de trabajo, la provisión de insumos, la implementación de protocolos, y el acceso a la atención, entre otros puntos de interés.

En primer lugar cabe destacar que la mayoría de los CeSAC reciben casos sospechos de COVID-19. De acuerdo al protocolo, los pacientes febriles deben ser aislados en lugares dispuestos a tal efecto. Sin embargo, varios CeSAC, por sus particularidades edilicias, tienen dificultades para disponer de estos espacios.

Por otra parte, estos pacientes deben ser trasladados a hospitales, dado que los Centros no realizan hisopados de diagnósticos. Las entrevistas evidencian problemas en el traslado de pacientes:

  • En casos febriles leves, se advierte que los pacientes deben ir al hospital correspondiente por sus propios medios (transporte público, mayoritariamente), previa entrega de un barbijo, el resumen de su historia clínica y la derivación correspondiente.

  • En casos febriles moderados y graves, el traslado se realiza a través del SAME y el obstáculo principal se refiere a la demora de las ambulancias (hasta 5 o 6 horas).

Otras inquietudes manifestadas se refieren a:

  • Dificultadas para asistir a pacientes con insuficiencias respiratorias
  • Impracticabilidad de contactar con el asesoramiento telefónico por parte del Comité de Infectólogos (dado que se realiza a través del 107, línea que se encuentra colapsada)
  • Falta de comunicación oficial respecto al resultado de los hisopados realizados en casos sospechosos atendidos, entre otras.

Un párrafo aparte merece la situación de los centros ante casos positivos de COVID-19 entre sus trabajadores. Ante este escenario, los testimonios recabados refirieron directivas confusas, desorganización y falta de realización de hisopados a los profesionales, entre otros problemas.

Todos los CeSAC manifestaron deficiencias en la provisión de Elementos de Protección Personal – EPP (faltantes, insumos insuficientes y/o de mala calidad). Esto se suma a los cambios frecuentes en los protocolos y las fallas en la comunicación de los mismos, lo cual redunda en un desconocimiento acerca de los EPP obligatorios y necesarios.

Con respecto al funcionamiento y modalidades de atención, todos aseguran que aumentó la demanda y que la prioridad son las urgencias y los pacientes febriles. Sin embargo, se mantiene la atención por demanda espontanea de todas las especialidades y, en algunos casos, los profesionales utilizan canales digitales o telefónicos para mantener el contacto con sus pacientes habituales.

En materia de recursos humanos, los centros parecen contar con el personal suficiente, con la excepción del sector de farmacia, dado el aumento de la demanda y los problemas que surgen en la prescripción de medicamentos.

La atención a embarazadas se mantiene, pero la realización de controles presenta variaciones de criterio de acuerdo a cada CeSAC. La prioridad la tienen los embarazos de riesgo y los de tercer trimestre. Por otra parte, indicaron que se recibe demanda de mujeres a quienes su obra social o prepaga les niega la atención.

Las vacunas del Calendario Nacional se aplican con normalidad y recientemente se dio inicio a la campaña de vacunación antigripal. Con respecto a esto, varios entrevistados adujeron que las postas de vacunación exclusivas para mayores de 65  años están demasiado alejadas de los barrios, por lo que los adultos mayores concurren inevitablemente a los CeSAC. Asimismo, afirman que la cantidad de vacunas antigripales entregadas son insuficientes.

Por último, en relación al dengue, la mayoría señala la existencia de casos, los cuales son atendidos como urgencias en los propios Centros y derivados a hospitales si los cuadros empeoran. En particular, los entrevistados hicieron referencia al aumento de casos en la Villa 1.11.14, el Barrio Ramón Carrillo, Lugano, Flores y Mataderos.

(Visited 82 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.