Cristina Suárez – Carnaval de Antaño

16
Carnaval de Antaño
Carnaval de Antaño

«En las noches de aquel carnaval de antaño, flotaban en los salones las emotivas notas de los «Lanceros» y los valses, surgidas del teclado de los pianos, en los patios de ladrillos la flauta alardeaba con las polcas y las mazurcas; y en todas partes, las parejas bordeando romances en los giros de las danzas. El carnaval de Barracas, al igual que en otros barrios de la ciudad, tuvo sus puntos negros. El periódico «El Imparcial» en su edición del 19 de febrero de 1893 publicó la siguiente nota: «La Ceniza, desde hace muchos años en Barracas no se había jugado con ceniza y harina tan pública y escandalosamente como el miércoles último. Hombres y muchachos, asaltaban a cuanta mujer salía a la calle por alguna obligación, iban cargados de sacos de harina y sin importarle nada, cubrían de blanco fantasma a las damas.» Hubo calles que las guerrillas eran sostenidas desde puertas, balcones y almacenes, con la particularidad de que si algún vigilante lo veía- que por cierto en ese día escasearon como nunca- picaban espuela al caballo y entre carcajadas se marchaban a otra cuadra. «Esas bromas llegaron a tal punto de barbarie, que en varias fábricas se negaron a entrar las operarias por no ver a ningún vigilante que las defendiera de los «harineros» «.

Sacado del libro de Enrique Puccia

Cristina Suárez email